Foro latino dedicado a Tera online


    Razas : Amani

    Comparte
    avatar
    Jerico
    Admin

    Mensajes : 19
    Fecha de inscripción : 19/02/2011

    Razas : Amani

    Mensaje  Jerico el Lun Feb 21, 2011 5:57 am

    Amani





    Los amani son descendientes de los dragones, feroces y dominantes. Sin embargo, también son descendientes de esclavos, que durante siglos sirvieron al antiguo imperio de los gigantes.

    Los amani históricamente han sido una raza salvaje que conoce la guerra constante desde el principio de los tiempos. Como esclavos lucharon como conquistadores, pero una vez libres han aprendido a atenuar sus instintos básicos y ahora luchan por la paz.

    Los amani como raza guerrera han estado en constantes confrontaciones con otras razas desde el principio de los tiempos. Desde el día en que su padre y creador, Amarun, dio vida a los amani durante la Edad De Las Deidades (Age of Deities), han estado en contantes batallas con las razas vecinas. Después de la muerte de Amarun, los amani fueron esclavizados por la República de los Gigantes (Republic of Giants), en su búsqueda de la supremacía continental.

    En los últimos tiempos se han visto a los amani seguir en primera línea de combate en defensa de la Federación Valkion contra los invasores argon. Estando habituados a una lucha constante para la supremacía y la búsqueda de ambición, los amani experimentaron un renacimiento de su raza que valoró la libertad, el prestigio y el sacrifício después de tanto tiempo de esclavitud. Este cambio contribuyó enormemente a la aceptación de los amani en las filas de la Federación multirracial Valkion.

    A pesar de que todo aman vivo hoy ha nacido libre, como raza los amani se han comprometido a permanecer libres. Comprensiblemente sospechan de cualquier persona que quieran unirse a ellos de alguna manera, pero una vez que alguien forja un vínculo con un aman, nunca encontrará un aliado de más confianza. Los amani no dan su palabra fácilmente, pero una vez que lo hacen, es para un compromiso férreo.

    Son de naturaleza observadora y lentos para la confianza, pero cuando tienes su confianza, la tendrás hasta que demuestres deslealtad. Cosa que realmente no quieres hacer.

    Los amani son directos en el discurso y en la acción, honestos, sinceros y algo arrogantes. Por lo general son respetados, a menudo admirados, a veces temidos. Nadie duda de que dicen lo que piensan, hacen lo que dicen, y hacen la vida muy difícil a sus enemigos.


    Historia

    Creados por el dios Amarun, los amani son fieros soldados. Una vez lucharon en una larga batalla contra los devas (y su diosa Zuras), que solo terminó cuando Karas (protector de los elfos) forzó una paz y prohibió a los dioses que interfirieran en sus batallas. Debilitados por el conflicto, fueron absorvidos y esclavizados por el imperio en expansión de los gigantes mientras Amarun observaba impotente.

    Con el tiempo fueron liberados de la esclavitud por la intervención de los dioses Kaia, Lok, y el ingenio de los castanics, los amani aprendieron rápido el valor de cooperar. Fueron a la defensa de Essentia durante la incursión de los high elves, y más tarde se unieron a la naciente Federación Valkyon durante la guerra argon.


    Daban El Libertador

    Después de sucumbir a la raza antigua de los Gigantes, éstos marcaron a los amani con un sello que permitió su esclavitud. Debido a este sello, los Gigantes fueron capaces de controlar a los amani y enviaron a muchos a luchar y morir en sus guerras durante el transcurso de muchos años.
    Ante tal adversidad y miseria se elevó un guerrero aman, enfurecido por la brutalidad infinita sufrida por su gente a manos de los Gigantes, llamado Daban. Daban viajó al Altar de las Deidades (Altar of the Deities) y se prendió fuego a sí mismo en una súplica extrema para un final de la terrible esclavitud del aman.
    El dolor y los gritos de este joven guerrero aman conmovieron a la deidad Kaia. Con la ayuda de artesanos maestros castanics, Kaia logró la anulación del sello de esclavitud. Liberado de los grilletes del sello, los amani se revelaron contra los Gigantes, finalmente ganando su libertad después de una campaña de luchada larga y difícil.
    Daban, el joven guerrero que sirvió como la llave a la apertura de la puerta a la libertad de los amani, fue reverenciado como el Libertador, y las estatuas que lo conmemoran fácilmente pueden ser encontradas en todas partes de territorios habitados por los amani.


    Los amani hoy

    Con su libertad ganada con esfuerzo y su compromiso con los valores en la Federación Valkyon, es un buen momento para ser aman. Aunque aún desconfían de los Barakas por sus lazos genéticos e históricos con los gigantes, se dan cuenta de que este nuevo orden es el mejor - el único - camino a seguir.

    La famosa vigilancia amani puede aún estallar llena de ira ante cualquier amenaza a la libertad - suya o de cualquier otro, y no hay aliado más inquebrantable e imparable en la defensa de la libertad.


    Su hogar, Kaiator

    La "Irrompible Joya de Hierro" es el crisol de la cultura amani y la habilidad militar. Creada en honor de la diosa Kaia, su protectora, la inmensa cúpula de Kaiator rasga los cielos. Kaia vive dentro de la ciudad, un guardián siempre presente y maestro de su pueblo elegido. Se encuentran en el filo de la navaja, entre la libertad y la amenaza argon.

    Kaiator es la ciudad-fortaleza construida por los amani en honor a Kaia, la deidad que salvó a los amani en sus horas más oscuras, así como para brindarle un sitio en su estado terrestre, aislado de los otros dioses. Esta ciudad-fortaleza, erigida en la parte del norte del continente Shara, es un núcleo significativo que apoya la Federación Valkion. Esto sirve como una fortaleza exclusiva que bloquea la usurpación de los invasores argon.

    Los amani tienden a ser entusiastas con las noticias que vienen del frente de argon, porque la ciudad amani de Kaiator está a pocos kilómetros de la línea de batalla. Los argon nunca han roto las paredes de la ciudad de hierro, aunque muchos amani han muerto para garantizar la libertad de Kaiator. El sabor de la esclavitud puede ser leve en sus bocas, pero ahí permanece para recordarles que la libertad es difícil de ganar y demasiado fácil de perder.

    En Kaiator se lucha por la libertad como si fuera lo único importante - porque así es. Luchan con habilidades duramente aprendidas, defienden con lealtad eterna, y recuerdan a sus difuntos con honor.



    Fuente : http://www.terahispano.com / Usuario Opossites

      Fecha y hora actual: Jue Mar 30, 2017 9:23 pm